Desarrollo de la capacidad estratégica:

Empieza con la identificación de los procesos críticos para la implementación del proyecto estratégico. Sigue con una auditoría que evalúa cuál sería la disponibilidad de esas capacidades en el tiempo que se requieran, si no hay un quiebre de la tendencia en curso. Termina con la formulación de un proyecto que asegura la disponibilidad para consolidar las ventajas estratégicas competitivas. Incluye el desarrollo de competencias gerenciales críticas.