Administración integral de riesgos y seguridad en el trabajo:

Partimos del principio que la protección de las personas es el nivel más básico de la calidad de vida en el trabajo. La intervención incluye levantamiento de riesgos, condiciones de trabajo, características culturales y prácticas sub estándar o inseguras. El resultado meta es un rediseño de trabajo que minimiza el riesgo, mediante una administración integral de la prevención, abordando cambios conductuales y de cultura. Todo ello conduce a la instalación de un historial sin accidentes.